Polvo para Hornear

En esta época somos muchas las personas que nos metemos a la cocina a hornear galletas, panes y pasteles y generalmente nos enfocamos en los ingredientes que le dan sabor a la receta, la harina, la mantequilla, las nueces, el chocolate. Pero un ingredientes que nos puede echar a perder el resultado de lo que estemos preparando es el polvo para hornear. Generalmente el polvo para hornear dura entre 6 meses y dos años en la despensa, y el tiempo que dure varía dependiendo de la humedad que exista en el ambiente.

Para probar que todavía sirve el polvo de hornear que tengamos en la despensa hay que poner 1/2 cucharadita de éste en un tazón y agregarle media taza de agua hirviendo. Si burbujea violentamente es que todavía sirve, si no, es momento de abrir otra lata nueva, o también puedes prepararlo.

Para preparar polvo para hornear que se va a utilizar en el momento, combina 1 cucharadita de cremor tártaro con 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Si no lo vas a utilizar en el momento, agréga 1/2 cucharadita de fécula de maíz para que se conserve.

Conservar la flor de calabaza

Cada vez que compraba flor de calabaza sabía que tenía que limpiarla y cocinarla ese mismo día, pues de lo contrario las flores se comenzaban a marchitar. Le he comenzado a comprar frutas y verduras a un señor que las compra en la central de abastos y me las entrega en mi casa, y como es costumbre, le encargué flor de calabaza (me encanta cenar quesadillas de queso oaxaca con flor de calabaza). Esta semana, se me olvidó por completo la flor en el refrigerador y ayer me acordé que la había comprado. Para mi sorpresa, cuando saqué la flor del refrigerador, seguía muy bonita. Y ya vi cual es el truco para conservarla. Primero hay que envolverla en periódico o en algún otro tipo de papel, y después hay que meterla en una bolsa de plástico. De ahí al refrigerador y en este caso me aguantó 4 días sin problema.