Mi Primer Libro

CoverMe emociona mucho poderles compartir mis recetas a través de mi primer libro, A la Cocina con Gina. Aquí reúno las primeras recetas que presenté en los segmentos de Univision con el mismo nombre. Estas recetas tienen como característica que son sencillas de preparar y no toman mucho tiempo hacerlas. Cada una contiene tips y variaciones para ayudarte en la cocina. Además incluí una sección de menús para darte ideas de que servir dependiendo de la ocasión.

Para adquirir el libro aquí te dejo el link:

http://www.amazon.com/A-Cocina-Gina-Spanish-Edition/dp/0692331514/ref=zg_bsnr_301743_1

Salsa Bechamel sin Gluten

La salsa blanca o bechamel tradicionalmente se prepara con mantequilla, harina de trigo y leche. Pero con las restricciones que tengo en mi dieta de no comer nada con gluten encontré una manera de prepararla con fécula de maíz. De hecho creo que me gustó mas porque con la harina de trigo había que asegurarse que estuviera cocida la harina para que no supiera a crudo, y con la fécula de maíz no.

De niña cuando veía a mi mamá cocinar me llamaba mucho la atención que batía con muchas ganas en una tacita pequeña un polvito blanco con agua y cuando finalmente le pregunté porqué lo hacía así, me explicó que para que en una salsa o sopa no te queden grumos siempre tienes que disolver la fécula de maíz en agua fría antes de agregarla. Lo cierto es que le echaba muchas ganas a la batida y me hacía creer que por batirla tanto no había manera que al agregarla a la salsa se hicieran grumos. Bueno, pues ese es el secreto en esta salsa, hay que disolver la fécula de maíz en media taza de leche fría antes de agregarla a la salsa.

Continue reading “Salsa Bechamel sin Gluten”

Ajo Rostizado

Hace unos años estaba en una tienda que vende artículos de cocina en Londres y había una chef dando una demostración de cocina. El olor que salía de la cocina era realmente delicioso y en ese momento supe que estaba preparando ajo rostizado, algo que yo ya llevaba ya unos años preparando. Me acerqué a ver la reacción de las personas que lo probaban y pude comprobar que a todos les fascinó. El ajo rostizado lo untaba en una baguette y así era como lo probaban todas las personas que se acercaban a investigar que era lo que olía tan bien.

Continue reading “Ajo Rostizado”

Orillas del pan

Es común que a los niños no les gusten las tapas del pan de caja para sus sandwiches, y a muchos tampoco les gustan las orillas, así que para ahorrar un poco de dinero, guarda estas tapas y orillas, y cuando tengas suficientes haz pan molido con ellas en el procesador de alimentos. Para que se conserve por varios meses, pon el pan molido dentro de una bolsa de plástico con las orillas resellables y métela en el congelador, dura hasta 4 meses.

Puedes utilizar este pan molido para empanizar o para agregar un toque crujiente a platillos o verduras que se cocinen en el horno.

Queso Brie de Botana

Al ver mi esposo este queso me preguntó si eso era el postre, por la cantidad de peras caramelizadas que le puse encima y en cuanto lo lleve a la mesa para botanear tuve que servirle dos galletas a cada quien antes de que me dejaran probarlo. Así de bueno es este queso.

La idea original es de mi cuñada quien le pone al queso brie un poco de miel de abeja y almendras fileteadas antes de meterlo un rato al hornito a que se derrita un poco y se tuesten las almendras. Siempre es un éxito, pero ahora decidí ponerle encima algo diferente, peras cristalizadas, solo una pera, cortada en cubos pequeños, además de la miel de abeja y las almendras, y quedó muy rico. Me gusta que la dulce de la fruta cristalizada y la miel complementan el sabor suave del queso brie.

Cuando estaba estudiando en Nueva York una de mis maestras nos enseñó algo super parecido, ella partió el queso brie a la mitad y en el centro le puso caramelo, que hizo solamente derritiendo azúcar, como para flan, y almendras fileteadas. Le puso la otra mitad encima y así lo sirvió. El caramelo caliente derrite ligeramente el queso y queda divino.

Con tantas variables ésta dificilmente es una receta, más bien es una idea de una botana rápida. Comenzamos con un queso brie, camembert o cambozola, encima o en el centro le ponemos almendras fileteadas o nueces picadas, una rociada de miel de abeja o de caramelo y encima le ponemos fruta cristalizada en cuadritos, puede ser pera, higo, papaya o membrillo y lo metemos de 5 a 10 minutos al horno para que se derrita ligeramente el queso sin perder su forma. Se sirve con galletas.

Tips del menú para Navidad y del Pavo

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad nos pueden abrumar, sobretodo porque queremos cubrir, principalmente nuestras expectativas.  No por esto digo que debemos tener nuestros regalos comprados y el pavo congelado antes de noviembre.

Es razonable sentir ansiedad y nervios para la comida de Navidad. No es signo de debilidad o de fracaso, es normal sentirnos tan abrumados. Nadie puede pasar por esta comida como si nada. Algo que a mi me ayuda mucho es hacer una lista de las cosas que hay que hacer e ir tachando cuando ya están completas. También es bueno comenzar con uno o dos días de anticipación, y lo más importantes es armar un menú con recetas que podamos preparar con anticipación, o que podamos adelantar la mayoría. De esa manera podemos estar mucho más tranquilos el mero día.

Lo que no hay que perder de vista es que Navidad es una celebración familiar y que no debemos permitir que el estrés no nos deje disfrutar a nuestra familia. Debemos de sentirnos más que en un banquete en una fiesta, es por eso que todo hay que servirlo en platones y ponerlos en una mesa por separado, para que cada quien se sirva solo. Es importante que todos sepan donde encontrar todo y así nos relajemos y disfrutemos. Un problema con el que casi todos nos topamos es que no cabemos niños y adultos en la mesa, así que una sugerencia es extender un mantel junto al árbol de Navidad y dejar que los niños coman como haciendo picnic todos juntos y los adultos en la mesa.

 

Acerca del Pavo

Con lo primero que debemos empezar es tres o cuatro días antes de Navidad sacar el pavo del congelador, ponerlo en el refrigerador y dejarlo descongelar por dos o tres días. Hay que calcular 24 horas por cada 2.5 kg. para descongelar en el refrigerador. Ahora que si ya se te vino el tiempo encima también puedes descongelar el pavo en el fregadero o en una cubeta, lo cubrimos con agua, cambiando el agua frecuentemente y hay que calcular que toma 1 hora por kilo para descongelarse. Ya con el pavo descongelado, lo limpiamos y lo ponemos en la salmuera de 12 a 24 horas.

El poner el pavo en salmuera es una técnica muy antigua que debemos redescubrir. Los chinos y los escandinavos llevan utilizando esta técnica por años. Lo que pasa es que el pavo absorbe todos los sabores que le ponemos a la salmuera y es específicamente la sal lo que ayuda a que el pavo retenga más agua a la hora de hornearse y por consiguiente queda jugoso. Y como el ponerlo en salmuera funciona de afuera hacia adentro justamente ayuda a las partes que están más expuestas al calor, específicamente a las pechugas.

 

El Relleno del Pavo

Cuando ponemos el relleno dentro del pavo no alcanza la temperatura a la que debe de llegar, no se termina de cocinar, además queda suave y pastoso. Es mucho mejor cocinar el relleno por separado, en un refractario. Así se alcanza a dorar mejor, y también el pavo se cocina más rápido.

 

Los Acompañamientos

En mi familia solemos dividirnos la preparación de la cena de Nochebuena, mi mamá hace un puré de papa espectacular, su secreto es que le pone queso crema en lugar de mantequilla, así que ella siempre trae el puré.

Es una buena idea que entre los asistentes a la cena o a la comida de Navidad dividas los acompañamientos, la botana, el postre y el vino, de esa manera tu te puedes concentrar en el pavo y en el relleno. Ahora que si quieres preparar algo más trata de buscar cosas poco complicadas, como una sopa que puedas preparar dos días antes y solo recalentar en el momento, o un puré de camote, de manzana o de peras que también puedes preparar uno o dos días con anticipación. Creo que también es importante que ya no busques recetas que se metan al horno, pues va a estar saturado con el pavo y con el relleno.

Espero que estos tips te ayuden a organizarte y a que tu cena o comida sea todo un éxito.