Pollo al Vino Blanco

El Coq au Vin, es uno de los platillos franceses más conocidos en el mundo, es un guisado de pollo en vino tinto, pero en esta ocasión lo preparé con vino blanco.

La receta original se prepara con cebolla, así que si no consigues poro o no tienes, sustitúyelo con cebolla blanca o con cebollitas de cambray. También en lugar de  champiñones, puedes hacer una combinación de hongos y setas o sustituirlos en su totalidad por morillas cuando están en temporada.

Como muchos guisados este pollo sabe mejor al día siguiente del que se prepara, por lo que es una muy buena opción cuando tenemos invitados ya que podemos prepararlo con anticipación. Se puede servir con puré de papas o con pasta con un poco de mantequilla.

Pollo al Vino Blanco

6 porciones

Ingredientes:
6 rebanadas de tocino, picado en cuadritos
1 poro grande, la parte blanca y verde claro, partido en rebanadas delgadas
2 dientes de ajo, picados finamente
1 1/4 kilos de muslos y pechugas de pollo deshuesados y sin piel, cortados en pedazos
3 hojas de laurel
6 ramitas de tomillo fresco
500 gr. de champiñones rebanados
1 botella de vino blanco semidulce
1/2 taza de crema espesa para batir
Sal
Pimienta negra recién molida
Hojas de eneldo para decorar
Preparación:
  1. En una olla grande poner el tocino a fuego medio alto y cocinarlo moviendo de vez en cuando hasta que se dore. Retirar el exceso de grasa y en unas dos cucharadas de la grasa del tocino saltear el poro y el ajo por 5 minutos hasta que estén suaves.
  2. Agregar el pollo, las hojas de laurel, el tomillo, los champiñones y el vino. Sazonar con sal y pimienta y cocinar hasta que hierva. Después tapar la olla, bajar el fuego y cocinar por una hora más. Agregar la crema.
  3. Servir decorando con hojitas de eneldo.

 

 

Crema de Pimientos Rojos

Los mexicanos consumimos muchos pimientos, de todos los colores que encontremos en el mercado, somos uno de los mayores productores del mundo, solamente nos gana  China, pero no es muy común una sopa hecha en su mayoría con pimientos. He probado gazpachos que llevan pimientos, pero también jitomate y pepinos, sopas de verduras con cuadritos de pimientos, caldos de pollo con arroz y pimientos, pero no una crema de puros pimientos. Hasta que invité a mi familia a comer por el cumpleaños de mi mamá y a ella le encantan los pimientos, así que decidí probar esta crema de pimientos. La hice con pimientos rojos pues son los más dulces, he de confesar que los verdes no me gustan, siempre he pensado que no están maduros y por eso su sabor amargo. Pueden existir variaciones, puedes utilizar distintos pimientos, rojos, amarillos o naranjas, puedes no ponerle crema y dejarla como sopa, simplemente poniéndole más caldo. O puedes hacerla vegetariana utilizando solamente caldo de verduras. Pero si no tienes problema ni con la crema ni con el caldo de pollo te recomiendo que la prepares tal cual está escrita. Quedó deliciosa.

Es difícil decorar esta sopa pues la decoración se va al fondo del platón, por eso decoré los platos, con tiras de pimientos rojos asados y hojas de albahaca.

 

Crema de Pimientos Rojos

6 porciones

Ingredientes:
1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla blanca mediana, picada
2 dientes de ajo, picados
1 cucharada de tomillo fresco picado
5 tazas de caldo de verduras o de pollo
1 1/2 kg. de pimientos rojos, asados, pelados y sin semillas
1 cucharada de vinagre de jerez
1 taza de crema espesa para batir
1/4 cucharadita de pimienta de cayena
Sal
Pimienta negra recién molida

Hojitas de albahaca para decorar

Preparación:
  1. En una olla grande calentar el aceite de oliva a fuego medio alto y saltear la cebolla hasta que esté transparente. Agregar el ajo y el tomillo y cocinar por tres minutos más.
  2. Reservar un pimiento para la decoración y añadir el resto a la olla junto con el caldo de pollo o de verduras. Sazonar con sal y pimienta. Tapar y cocinar a fuego medio bajo por 20 minutos.
  3. Moler la sopa en una licuadora por tandas y regresar la sopa a la olla. Agregar el vinagre de jerez, la crema y la pimienta de cayena y rectificar la sazón. Recalentar antes de servir.
  4. Para decorar los platos poner tres tiras delgadas de pimientos y unas hojitas de albahaca en el fondo de cada plato sopero.

Queso Brie de Botana

Al ver mi esposo este queso me preguntó si eso era el postre, por la cantidad de peras caramelizadas que le puse encima y en cuanto lo lleve a la mesa para botanear tuve que servirle dos galletas a cada quien antes de que me dejaran probarlo. Así de bueno es este queso.

La idea original es de mi cuñada quien le pone al queso brie un poco de miel de abeja y almendras fileteadas antes de meterlo un rato al hornito a que se derrita un poco y se tuesten las almendras. Siempre es un éxito, pero ahora decidí ponerle encima algo diferente, peras cristalizadas, solo una pera, cortada en cubos pequeños, además de la miel de abeja y las almendras, y quedó muy rico. Me gusta que la dulce de la fruta cristalizada y la miel complementan el sabor suave del queso brie.

Cuando estaba estudiando en Nueva York una de mis maestras nos enseñó algo super parecido, ella partió el queso brie a la mitad y en el centro le puso caramelo, que hizo solamente derritiendo azúcar, como para flan, y almendras fileteadas. Le puso la otra mitad encima y así lo sirvió. El caramelo caliente derrite ligeramente el queso y queda divino.

Con tantas variables ésta dificilmente es una receta, más bien es una idea de una botana rápida. Comenzamos con un queso brie, camembert o cambozola, encima o en el centro le ponemos almendras fileteadas o nueces picadas, una rociada de miel de abeja o de caramelo y encima le ponemos fruta cristalizada en cuadritos, puede ser pera, higo, papaya o membrillo y lo metemos de 5 a 10 minutos al horno para que se derrita ligeramente el queso sin perder su forma. Se sirve con galletas.

Picadillo con Puré de Camote

De los platillos internacionales clásicos caseros, este es uno de mis favoritos para el invierno. De origen inglés, se conoce también como pay de papa. Este plato tradicionalmente se prepara con puré de papas, pero un día que tenía camotes decidí probar como quedaría sustituyéndolos por las papas y fue un éxito. Lo he preparado con camotes blancos y con camotes naranjas y con los dos queda muy rico.

 

Picadillo con Puré de Camote

 

6 porciones

Ingredientes:
1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla, picada
1 zanahoria, pelada y picada
½ kg. de carne molida de res
1 taza de caldo de res o de pollo
1 cucharada de pasta de tomate
1 cucharada de perejil picado finamente
1 taza de chícharos congelados
1 kg. de camotes, pelados y cortados en trozos medianos
6 cucharadas de mantequilla sin sal
½ taza de leche
Sal
Pimienta negra recién molida

 

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. En un sartén grande a fuego medio alto, calentar el aceite y saltear la cebolla y la zanahoria hasta que la cebolla esté transparente. Agregar la carne rompiéndola en pedazos pequeños con una pala de madera. Cocinar por 10 minutos hasta que la carne comience a dorarse.
  3. Agregar el caldo de res, la pasta de tomate y el perejil. Dejar hervir por 10 minutos hasta que los jugos se reduzcan. Añadir los chícharos y cocinar por 2 minutos más.
  4. Pasar el picadillo a un refractario con capacidad de 1 litro y medio, el picadillo debe de llenar casi la mitad de éste.
  5. Cocinar los camotes en una olla con agua con sal por 20 minutos hasta que estén suaves. Escurrirlos y regresarlos a la olla agregando la mantequilla, leche y un poco de sal. Hacerlos puré con un majador de papas apachurrándolas hasta que quede un puré terso.
  6. Extender el puré encima de la carne en el refractario y marcarlo con un cuchillo para hacerle una decoración.
  7. Hornear de 30 a 35 minutos hasta que el puré comience a dorarse.

 

 

Filete en su Jugo

En las comidas familiares de los fines de semana me gusta comer rico pero no pasarme horas en la cocina, y hay ocasiones en las me gusta servir algo más elegante si estamos celebrando algo. Para esos días me gusta preparar este filete. Me lo sirvió una amiga en su casa un día que me invitó a comer y me fascinó y muy amablemente me dio la receta. Lo he preparado en varias ocasiones y siempre ha encantado a quienes lo han comido. Lo he acompañado con jitomates al horno y puré de papas, o con papas y espárragos rostizados, también con risotto con hongos, y una vez con couscous con mantequilla y es muy versátil porque cualquier cosa le combina.

Yo se que el filete de res no es barato, pero para esos días especiales en los que nos podemos dar el lujo, este filete de verdad vale la pena. No se si es la salsa inglesa o la salsa de soya, pero la carne queda muy suave y generalmente lo sirvo término medio para que también quede jugoso.

 

Filete en su Jugo

Ingredientes:
1 caña de filete limpio de 1.5 kg.
3 dientes de ajo
el jugo de 3 limones
1/3 taza de salsa inglesa
1/3 taza de salsa de soya
1/3 taza de aceite de oliva
2 cucharadas de mantequilla

 

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 220°C.
  2. Limpiar el filete del exceso de grasa.
  3. Calentar una plancha o parrilla a fuego medio bajo hasta que esté muy caliente. Derretir la mantequilla y sellar el filete por todos lados, un minuto de cada lado.
  4. Pasar el filete a un refractario que tenga lados altos.
  5. Licuar los dientes de ajo, jugo de limón, salsa inglesa, salsa de soya y aceite de oliva. Bañar el filete con esta salsa y hornear 25 minutos para término medio, 30 minutos para término 3/4, ó 35 minutos para término bien cocido.