Feliz Año Nuevo

En esta época del año me gusta reflexionar acerca de mi papel como esposa, mamá y mujer, acerca de como vivo mi vida, acerca de lo que quiero cambiar y hago planes para el año que está por empezar.

Planes, que aunque suenen ambiciosos, me impulsen a hacer cosas diferentes. Como este blog, que comencé el día que mi bebé cumplió 6 meses. Es lo que me mantiene al día en mi profesión, me mantiene en contacto contigo que lo lees y me impulsa a seguir probando recetas nuevas. Y aunque hay días que no tengo tanto tiempo para escribir, siempre está presente en mi mente, de manera que puedo seguir alimentando mi pasión por la cocina.

Quiero agradecer que me sigues y que lees este blog porque no sería tan divertido escribir mis recetas si nadie las leyera.

Te deseo un gran año 2012, que encuentres y sigas tu pasión, que este lleno de momentos de felicidad y de risas constantes y por lo mismo lleno de amor.

Pavlova de Fresas

20111225-162127.jpg

Es sabido que es mejor dar que recibir y esta época me gusta tener la balanza más inclinada hacia el dar. No me ha sido dificil hacerlo con mi profesión, porque aunque doy regalitos como las nueces glaseadas doy también pequeños momentos de placer con la comida que preparo. Siempre he dicho que lo más importante es la reunión con la familia o con los amigos, pero me gusta pensar que si comemos rico todos vamos a estar más contentos y la reunión será más divertida y memorable.

Preparé esta Pavlova de fresas para una reunión con amigos hace unos días y creo que es un excelente postre para disfrutar con un buen café o un digestivo y por supuesto con una buena plática. Ciertamente una buena opción para año nuevo.

¡Que tengas una muy Feliz Navidad!

Pavlova de Fresas

8 porciones

Ingredientes:
225 ml. de claras de huevo (como de 6 huevos)
1 1/2 tazas de azúcar
1 1/2 cucharaditas de vinagre blanco
1 1/2 tazas de crema espesa para batir
1/4 de taza de azúcar glass
300 gr. de fresas frescas
Para el jarabe de fresas:
1 taza de agua
1 taza de azúcar
1 taza de fresas

Preparación:
1. Para preparar el jarabe de fresas poner en una olla pequeña a fuego bajo el agua y el azúcar. Mover con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva. Agregar la taza de fresas, subir a fuego medio alto y dejar que hierva por 15 miutos. Colar el jarabe y dejarlo enfriar completamente.
2. Precalentar el horno a 150* C. En un tazón grande poner las claras. Batirlas hasta que formen picos duros. Agregar una cucharada de azúcar y batir por 30 segundos, agregar otra cucharada y batir otros 30 segundos más. Seguir con este procedimiento hasta terminar con toda el azúcar, batir por otros 5 minutos hasta que el merengue se vea brillante. Agregar el vinagrey batir por 5 minutos más.
3. Preparar una charola para hornear engrasándola y cubriendola con papel encerado. En el papel agregar el merengue formándo un círculo de 25 cm. de diámetro. Extender el merengue tratando de que quede parejo.
4. Bajar el horno a 120* C y hornear la pavlova por una ora y media sin abrir la puerta del horno. Pasado el tiempo de cocción apagar el horno y dejar enfriar la pavlova dentro del horno por lo menos por 3 horas.
5. Para decorar batir la crema hasta que firme picos duros, añadir el azúcar glass y batir hasta que se integre. Pasar la pavlova con todo y el papel encerado a un platón de servir. Cubrir con la crema batida, acomodar encima de la crema las fresas frescas partidas a la mitad y finalmente rociar con el jarabe de fresas.

20111225-172101.jpg

Crema de Papa y Alcachofa

Mi abuelo Ricardo decía que nada le gustaba más que una rica sopa y para él la comida no estaba completa si no había sopa. En mi casa ha sido la manera más fácil de que mis hijas coman verduras y puedo decir que entre sus sopas favoritas están la de chícharos, la de verduras y la de champiñones. Ahora que entre las mías está la de alcachofa y una de las mejores que he comido pone en riesgo mi licuadora pues hay que moler las alcachofas ya cocidas pero con todas la hojas y son muy fibrosas. Tratando de buscar un cambio a esta receta preparé una sopa con alcachofas de lata y un poco de papa para darle más consistencia.

Como toda buena sopa puede ser un rico comienzo para estas celebraciones que vienen y también para los días de frío que el empezar la comida con una sopa caliente nos hace sentir apapachados.

 

Crema de Papa y Alcachofa

6 porciones

Ingredientes:
4 latas de alcachofas (fondos o centros)
1 poro
2 papas medianas, peladas
2 cucharadas de mantequilla
¼ taza de vino blanco seco
2 hojas de laurel
2 ramitas de perejil
3 tazas de caldo de pollo
2 tazas de leche
2 cucharadas de crema
½ cucharadita de tomillo seco
Sal
Pimienta negra recién molida

 

Preparación:

  1. Escurrir las alcachofas sobre un colador y después licuarlas con una taza del caldo de pollo. Pasar la mezcla por un colador para obtener un puré.
  2. Lavar el poro muy bien y picarlo finamente; rallar las papas. En una olla grande se derrite la mantequilla y se saltea el poro y las papas ralladas por 10 minutos hasta que el poro se suavice y las papas tengan una apariencia brillante. Se agrega el vino blanco, el puré de alcachofas, el caldo de pollo junto con las hojas de laurel y las ramitas de perejil. Sazonar con sal y pimenta. Hervir por 10 minutos más. Se agrega la leche y una vez que vuelve a hervir se retira del fuego. Retirar las hojas de laurel y las ramitas de perejil.
  3. Una vez que la sopa se enfrió ligeramente se muele en la licuadora junto con la crema y el tomillo seco. Regresar la sopa a la olla, rectificar la sazón y calentar hasta el momento de servir.

Relleno de Manzanas con Chorizo

Esta receta llevo años preparándola en estas fechas, me gusta mucho el contraste que hacen la manzana con el chorizo. A veces le hago uno que otro cambio, por ejemplo con el pan, he utilizado pan de maíz o pan sin gluten y el resultado ha sido muy parecido porque los sabores fuertes no los he cambiado. Aunque ya he sacado esta receta en televisión, tanto en Univision como en Unicable, me la siguen pidiendo, así que aquí la dejo de nuevo.

Como ya lo había comentado antes, es mejor hornear el relleno en un refractario por separado, no dentro del pavo, de esa manera queda más crujiente el pan y más dorada la cubierta.

Me gusta utilizar manzanas  gala o fuji ya que son dulces y muy jugosas y ayudan a mantener el equilibrio con las especias del chorizo. Hay otras manzanas como la granny smith que puede funcionar aunque no queda tan dulce y generalmente me mantengo alejada de la red delicious o de la starking porque son un poco más secas.

Otra cosa que hago es cortar el pan en cuadritos cuando esta fresco y dejarlo en una charola toda la noche para que se seque un poco, así absorbe mejor los sabores que le pongamos. Aunque en la receta dice que lleva pan baguette, puedes utilizar pan de maíz, chapata, baguette integral, bolillo o chapata sin glúten.

También me gusta hornear el relleno en el mismo platón en el que lo voy a llevar a la mesa, así que utilizo algún refractario bonito.

 

Relleno de Manzanas con Chorizo

 

Ingredientes:

1 cucharadita de aceite de oliva
½ kg. de chorizo
1 taza de cebolla picada
2 dientes de ajo, picados finamente
1 taza de apio picado
1 taza de manzana, pelada y picada
2 cucharadas de cilantro picado finamente
¾ partes de un pan baguette, cortado en cubos de 1 pulgada y viejo de 1 día
1 taza de leche
1¼ taza de caldo de pollo
2 cucharadas de mantequilla, derretida
3 huevos
Sal
Pimienta negra recién molida

 

Preparación:

  1. Calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio alto, agregar el chorizo y romper con una pala de madera mientras se va cocinando. Dejar cocinar por 8 minutos cuidando que no se dore. Pasar el chorizo a un tazón grande dejando la grasa que soltó en la sartén.
  2. Agregar a la sartén la cebolla, ajo, apio, manzanas y cilantro y dejar cocinar por 5 minutos hasta que las verduras estén suaves.
  3. Precalentar el horno a 180°C.
  4. Mezclar el pan con las verduras y el chorizo.
  5. Enmantequillar un platón para hornear y extender en él la mezcla anterior. Por separado en un tazón batir la leche, con el caldo de pollo, mantequilla derretida y huevos. Sazonar esta mezcla con sal y pimienta y agregarla al relleno.
  6. Hornear por 50 minutos hasta que se dore.
  7. Sacar el platón del horno y llevarlo directamente a la mesa.

Nueces Glaseadas

Finalmente decidí cuales van a ser mis regalitos de Navidad. Nueces glaseadas. Y en esta época nunca sobran pues son perfectas para la botana o para ponerlas en una ensalada. Así que compré varios kilos de diferentes nueces e hice estas nueces glaseadas a las que le puse azúcar morena, sal y pimienta de cayena para que piquen un poco.

Empezamos con una mezcla de nueces que tienen nueces de la india, almendras, pepitas, nueces y cacahuates. Todos crudos y sin rostizar.

Después mezclamos crema espesa para batir, azúcar morena o moscabado, sal y pimienta de cayena.

Con esta mezcla cubrimos las nueces y revolvemos para que cada nuez quede cubierta con esta crema.

Las extendemos en una charola para hornear y las metemos al horno por 25 a 30 minutos, moviendo cada 5 minutos para que no se quemen.

Al sacarlas del horno hay que pasarlas a otra charola cubierta con papel encerado y separarlas con dos tenedores para dejarlas enfriar.

Finalmente las dividimos en bolsitas y las cerramos con un listón.

 

Nueces Glaseadas

 

Ingredientes:
1 kilo de una mezcla de nueces como nuez de la india, almendras, nueces, cacahuates y pepitas
3/4 taza de crema espesa para batir
1 taza de azúcar moscabado
1 1/2 cucharaditas de sal
1/2 cucharadita de pimienta de cayena
Aceite para engrasar la charola

 

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. Preparar dos charolas para hornear barnizandolas con aceite para evitar que las nueces se peguen a la hora de hornearse.
  3. En un tazón mezclar la crema, azúcar morena, sal y pimienta de cayena. Cubrir las nueces con esta crema y mezclar con una cuchara hasta que toda la crema esté distribuida en todas las nueces.
  4. Extender las nueces en una sola capa en las charolas preparadas y meterlas al horno. Mientras están en el horno hay que moverlas cada 5 minutos para que se doren parejo y a la mitad de la cocción hay que intercambiar las charolas de lugar.
  5. Sacarlas del horno y en seguida pasarlas a dos charolas cubiertas con papel encerado, dividiendo con dos tenedores las nueces para que no estén muy pegadas.
  6. Dejarlas enfriar completamente y separar las nueces que se hayan pegado.
  7. Dividirlas en bolsas o en un contenedor cerrado donde pueden durar hasta dos semanas en la despensa.

Tips del menú para Navidad y del Pavo

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad nos pueden abrumar, sobretodo porque queremos cubrir, principalmente nuestras expectativas.  No por esto digo que debemos tener nuestros regalos comprados y el pavo congelado antes de noviembre.

Es razonable sentir ansiedad y nervios para la comida de Navidad. No es signo de debilidad o de fracaso, es normal sentirnos tan abrumados. Nadie puede pasar por esta comida como si nada. Algo que a mi me ayuda mucho es hacer una lista de las cosas que hay que hacer e ir tachando cuando ya están completas. También es bueno comenzar con uno o dos días de anticipación, y lo más importantes es armar un menú con recetas que podamos preparar con anticipación, o que podamos adelantar la mayoría. De esa manera podemos estar mucho más tranquilos el mero día.

Lo que no hay que perder de vista es que Navidad es una celebración familiar y que no debemos permitir que el estrés no nos deje disfrutar a nuestra familia. Debemos de sentirnos más que en un banquete en una fiesta, es por eso que todo hay que servirlo en platones y ponerlos en una mesa por separado, para que cada quien se sirva solo. Es importante que todos sepan donde encontrar todo y así nos relajemos y disfrutemos. Un problema con el que casi todos nos topamos es que no cabemos niños y adultos en la mesa, así que una sugerencia es extender un mantel junto al árbol de Navidad y dejar que los niños coman como haciendo picnic todos juntos y los adultos en la mesa.

 

Acerca del Pavo

Con lo primero que debemos empezar es tres o cuatro días antes de Navidad sacar el pavo del congelador, ponerlo en el refrigerador y dejarlo descongelar por dos o tres días. Hay que calcular 24 horas por cada 2.5 kg. para descongelar en el refrigerador. Ahora que si ya se te vino el tiempo encima también puedes descongelar el pavo en el fregadero o en una cubeta, lo cubrimos con agua, cambiando el agua frecuentemente y hay que calcular que toma 1 hora por kilo para descongelarse. Ya con el pavo descongelado, lo limpiamos y lo ponemos en la salmuera de 12 a 24 horas.

El poner el pavo en salmuera es una técnica muy antigua que debemos redescubrir. Los chinos y los escandinavos llevan utilizando esta técnica por años. Lo que pasa es que el pavo absorbe todos los sabores que le ponemos a la salmuera y es específicamente la sal lo que ayuda a que el pavo retenga más agua a la hora de hornearse y por consiguiente queda jugoso. Y como el ponerlo en salmuera funciona de afuera hacia adentro justamente ayuda a las partes que están más expuestas al calor, específicamente a las pechugas.

 

El Relleno del Pavo

Cuando ponemos el relleno dentro del pavo no alcanza la temperatura a la que debe de llegar, no se termina de cocinar, además queda suave y pastoso. Es mucho mejor cocinar el relleno por separado, en un refractario. Así se alcanza a dorar mejor, y también el pavo se cocina más rápido.

 

Los Acompañamientos

En mi familia solemos dividirnos la preparación de la cena de Nochebuena, mi mamá hace un puré de papa espectacular, su secreto es que le pone queso crema en lugar de mantequilla, así que ella siempre trae el puré.

Es una buena idea que entre los asistentes a la cena o a la comida de Navidad dividas los acompañamientos, la botana, el postre y el vino, de esa manera tu te puedes concentrar en el pavo y en el relleno. Ahora que si quieres preparar algo más trata de buscar cosas poco complicadas, como una sopa que puedas preparar dos días antes y solo recalentar en el momento, o un puré de camote, de manzana o de peras que también puedes preparar uno o dos días con anticipación. Creo que también es importante que ya no busques recetas que se metan al horno, pues va a estar saturado con el pavo y con el relleno.

Espero que estos tips te ayuden a organizarte y a que tu cena o comida sea todo un éxito.

Polvo para Hornear

En esta época somos muchas las personas que nos metemos a la cocina a hornear galletas, panes y pasteles y generalmente nos enfocamos en los ingredientes que le dan sabor a la receta, la harina, la mantequilla, las nueces, el chocolate. Pero un ingredientes que nos puede echar a perder el resultado de lo que estemos preparando es el polvo para hornear. Generalmente el polvo para hornear dura entre 6 meses y dos años en la despensa, y el tiempo que dure varía dependiendo de la humedad que exista en el ambiente.

Para probar que todavía sirve el polvo de hornear que tengamos en la despensa hay que poner 1/2 cucharadita de éste en un tazón y agregarle media taza de agua hirviendo. Si burbujea violentamente es que todavía sirve, si no, es momento de abrir otra lata nueva, o también puedes prepararlo.

Para preparar polvo para hornear que se va a utilizar en el momento, combina 1 cucharadita de cremor tártaro con 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Si no lo vas a utilizar en el momento, agréga 1/2 cucharadita de fécula de maíz para que se conserve.

Polvorones de Nuez

Cada año me gusta meterme a la cocina a preparar cosas que puedo regalar en Navidad y aunque este año todavía no estoy segura que voy a dar, te comparto la receta de unas galletas de nuez que son perfectas para regalar. Las preparé este fin de semana y volaron. Es una receta muy parecida a la de los típicos polvorones de nuez, pero le puse un poco de canela y miel de maple y quedaron mucho más ricas.

Continue reading “Polvorones de Nuez”